Ursulina Cantoni - 39 Desandando el camino... regresando a casa.
Viajamos con mamá e Idalina a París. Nos acompañaron la señora de Boaglio y su hijita. El tren en que viajábamos era bastante cómodo, pero el viaje fue muy largo. El agua potable se terminó y el señor Agregado Obrero, que casualmente iba en el mismo tren, se ofreció a bajar amablemente para conseguir el precioso líquido para nosotras... y el tren lo dejó. Volvimos a verlo recién varios días más tarde, ya en Francia.

En la capital francesa permanecimos dos meses, me repuse y
aprovechamos para conocer todos los lugares hermosos -museos,
teatros-, hacer compras, es decir, todo aquello que París, aún en
posguerra, podía ofrecernos, haciéndola infinitamente más
acogedora que Moscú. Tuvimos una guía de lujo: Sara Sabatié,
que estaba radicada allí.
Después de esa estadía de placer, viajamos a Italia y nos
instalamos en la casa de veraneo de un querido primo hermano de
papá: el Ingeniero Vittorio Cantoni -arquitecto, casado con Tinaquienes
nos cedieron su casa de verano en Santa Margherita Ligure,
cerca de Portofino -ellos vivían en Vigevano, cerca de Milán, en su
Palacete, sito en Via Persani número uno.
Estuvimos varios meses, tanto es así que alcancé a concurrir
a una escuelita de monjas -en lo que hoy sería un preescolar-. Allí
aprendí a hablar italiano, y usé ese idioma hasta varios meses
después de regresar a la Argentina.
Federico Cantoni se había quedado en Rusia, pero ya
aceptada su renuncia, fue a buscarnos. Viajó en un Cadillac,
automóvil que le había comprado a otro diplomático que también
regresaba a su patria (auto fuerte y macizo que le serviría para sus
campos).
Recorrió gran parte de Europa, convirtiendo el viaje hacia
nosotras en una aventura cultural y agrícola. Regresaba con él el
Ingeniero Boaglio -Agregado de Agricultura- y uno de los
secretarios, Alejandro Orfila, hijo.
Llegaron a Italia con el baúl cargado de vástagos de olivo, de
todas las variedades que, según su entendimiento, podrían
cultivarse en San Juan. Variedades que clasificó y envió por avión
a su tierra, donde más tarde las adaptaría para injertar y
reproducirlas. Tal era su pasión por la agricultura: de todos los
atractivos de Europa, allí fueron a parar sus ingresos.
Una vez juntos, regresamos al país. Pero cuando el Embajador
dejó Rusia se desencadenaron dos hechos muy dolorosos, uno de
ellos comentado en todo el mundo. El primero: dos empleados
de la Embajada Argentina pretendieron sacar a dos españoles en
baúles (se decía en la prensa que esto era ensayado día a día para
ver si podían aguantarlo). Pero fueron descubiertos antes de llegar
a la frontera, remitidos a Moscú y luego enviados a Siberia. El
segundo: la muerte imprevista de Santos Farina, un gran golpe
para todos. Hoy, sus cenizas descansan en el Cementerio de San
Juan.

      


Volver al Inicio

Hacedores

Debe haber algo en la geografía de San Juan que permite el
milagro de forjar hacedores, hombres y mujeres capaces de pensar
con mente abierta, sin ceñirse a dogmas cerrados, aunque sí a
objetivos innegociables: que el pueblo de San Juan crezca, se
desarrolle y aporte entonces, al engrandecimiento de la Argentina
toda. Así lo soñó Sarmiento y lo hizo. Así también lo imaginó
Federico Cantoni y lo concretó.. Araceli Bellota

1er Voto Femenino

Domingo Faustino Sarmiento,
valorizó a la mujer como participe del desarrollo de un país. Así
también lo entendio Cantoni completando la obra, en
1927, abriéndoles la puerta del sufragio provincial. Fue también
en esta provincia donde resultó electa la primera diputada de
América Latina, Emar Acosta.. Araceli Bellota

Historico

"Cantoni y el Bloquismo" bien pueden ser considerados como un eslabón clave en el proceso histórico de lo que suele denominarse en la Argentina “pensamiento nacional y popular”. Una suerte de pasaje natural entre el radicalismo y el peronismo naciente, incluso anticipandose al 17 de octubre de 1945 en más de dos décadas, cuando en 1923 presentó su candidatura desde la cárcel, y el pueblo sanjuanino lo rescató, llevándolo desde la celda hasta el mismo sillón de Sarmiento
Araceli Bellota
.