Ursulina Cantoni - 40 De Italia a Pocito.
Escribo esto también de la mano de mis recuerdos, muy "vagos" por cierto, y de los "frescos" de Idalina mientras revisamos las fotos.

Comenzamos nuestra travesía de regreso desde Génova
(Italia) a Pocito (San Juan). Llegamos en los primeros días de marzo
del 48, justo para recibir a Gracielita, mi hermana, que nació el día
15. Felizmente pudo nacer en su patria. Al llegar, yo hablaba nada
más que en italiano, y mis primos Cantoni -mucho mayores que
yo, veinte años por lo menos- me hacían lucir, para solaz de los
adultos. Al darme cuenta me indigné y pasé varios días sin hablar,
hasta que recuperé el manejo de mi lengua natal.
Al poco tiempo se nos unió desde Italia Vittorio Cantoni,
de quien ya hablé, y que siendo un reconocido arquitecto -
imposibilitado de trabajar en la Europa de la posguerra-, había
venido con su familia a vivir por un tiempo a San Juan -hasta que
la situación en Italia se normalizara-, aceptando la invitación de mi
padre de volcar sus conocimientos en la reconstrucción de San
Juan.
Los parientes italianos aceptaron gozosos.
Entonces se decidió hacer una casa nueva, enfrente de la
nuestra en Pocito, es decir, en la finca de La Cantonina. Al llegar las
visitas estaba terminada. Nosotros nos cambiamos a ella, y se
aggiornó la antigua para ellos. Llegó Vittorio, su esposa Tina, su
madre Angélica y sus dos hijas, Antonieta (Etta) y María Pía -
hermosas adolescentes sumamente paquetas y cultas, que se
constituyeron en un polo de atracción de los jóvenes amigos-. Mi
tío tocaba el piano virtuosamente, y nos regalaba su música por las
202
Confesiones, relatos y algo más sobre mi padre. Ursulina Cantoni
noches, cada vez que terminaba sus tareas.
Etta y María Pía integraron "la corte" de adolescentes que
me cuidaban y me entretenía; con ellas siempre hablé en italiano
(incluso hoy lo practico con Etta). Vive en Mendoza. Al regresar
su familia a Italia (después de varios años), se casó con un italiano
radicado en Mendoza y se quedó en la vecina provincia, donde
formó su familia.
Esta circunstancia marcó mucho a los padres de mi prima,
ya que el mendocino era un hombre sencillo, y ellos pretendían
otro candidato para su hija. Inclusive habían recibido en Pocito la
visita de un Conde italiano que pretendía a Etta, y al que Tina -
madre de la susodicha- recibió en La Cantonina con suntuosa
mantelería blanca de encaje, cubiertos de plata y con mucho afán
y premura. Siempre se recordaba en casa la anécdota. Era época
de carneo y en nuestra casa -enfrente- se habían faenado varios
cerdos y se preparaban los embutidos. Papá había invitado a
presenciar el carneo al famoso Conde, Tina -la "suegra", mujer
sumamente fina- casi fallece cuando comprueba que el Conde no
sólo ayudaba a hacer las morcillas y chorizos, sino que se jactaba
de que había comido dos metros.
Pero sobre el título nobiliario prevaleció el amor de Etta con
Spartaco: se casaron y constituyeron su familia. Fallecido él, Etta
sigue viviendo en Mendoza. Sólo alterna con sus escapadas anuales
a Vigevano, donde habita María Pía y su familia, en el palacete
heredado de sus padres.
Vittorio y Tina ya no están, pero no los olvidaremos. Inclusive
a Tina le debemos el respeto y el agradecimiento de ser la única
integrante de la familia que siguió preocupándose de inscribir a
todos los descendientes de los Cantoni, en los Anales Heráldicos
de la Nobleza Italiana.


Volver al Inicio

Hacedores

Debe haber algo en la geografía de San Juan que permite el
milagro de forjar hacedores, hombres y mujeres capaces de pensar
con mente abierta, sin ceñirse a dogmas cerrados, aunque sí a
objetivos innegociables: que el pueblo de San Juan crezca, se
desarrolle y aporte entonces, al engrandecimiento de la Argentina
toda. Así lo soñó Sarmiento y lo hizo. Así también lo imaginó
Federico Cantoni y lo concretó.. Araceli Bellota

1er Voto Femenino

Domingo Faustino Sarmiento,
valorizó a la mujer como participe del desarrollo de un país. Así
también lo entendio Cantoni completando la obra, en
1927, abriéndoles la puerta del sufragio provincial. Fue también
en esta provincia donde resultó electa la primera diputada de
América Latina, Emar Acosta.. Araceli Bellota

Historico

"Cantoni y el Bloquismo" bien pueden ser considerados como un eslabón clave en el proceso histórico de lo que suele denominarse en la Argentina “pensamiento nacional y popular”. Una suerte de pasaje natural entre el radicalismo y el peronismo naciente, incluso anticipandose al 17 de octubre de 1945 en más de dos décadas, cuando en 1923 presentó su candidatura desde la cárcel, y el pueblo sanjuanino lo rescató, llevándolo desde la celda hasta el mismo sillón de Sarmiento
Araceli Bellota
.