Ursulina cantoni - 48 Graciela y sus hijas sin Federico
Debe ser difícil perder el compañero de vida... Más aún si este era un ser con el ímpetu de Cantoni, eje alrededor del cual giraba nuestra existencia.

Con más razón, si uno nunca estuvo frente a los avatares del
mundo exterior, y su hábitat de lucha era únicamente lo doméstico.
Asumir, con dos hijas menores, el desafío de situarse en el
mundo, tratando de subsistir dentro de un panorama complejo:
defenderse, defendernos, sacar adelante el juicio, administrar los
bienes... ¡Obra de titanes!
Acorralada por todos, por:
* El poder de turno, en su contra, dispuesto a anularnos.
* URSULINA, declarada en duelo y entregada al dolor
de la ausencia de Don Fico.
* GRACIELITA en su reclamo necesario, agudizado por
los tiempos.<br>
* NONI (la hija de su primer matrimonio): que hoy era
un lunar que había que operar, mañana mi piano (hubo
que comprarle otro)... Más tarde, que le arreglara la
herencia por adelantado, pues necesitaba lo suyo. ¡Se
había muerto el padre de Ursulina y Gracielita! SU
madre seguía viva...
* Por los "buenos": sobrinos, amigos, correligionarios que,
poco a poco, la fueron despojando con sanas intenciones.
Desde los apuntes olivícolas de papá (porque iban a seguir
sus investigaciones) hasta los libros de su biblioteca ¡¡¡para
sentir "más cerca su presencia"!!!
* Los que la rodearon con falsos testimonios de ayuda y
amistad. Así ganaron su confianza, conocieron de cerca
los entretelones, y después, socavaron...
Pero Dios provee, y así fue...
Con la ayuda divina y sus fuerzas, enormes por cierto, y
apoyada sólo por un grupo de personas honestas y leales que la
ayudaron40, logró mantenerse en pie con toda dignidad,
protegiendo no sólo a su hogar y a sus hijas, sino también a nuestros
bienes. Sólo se perdió Tucunuco, pero por obra de una
expropiación.
Con todos estos avatares, nunca abandonó la esperanza, y
pudo con ellos... Hasta se dio tiempo para el métier de su existencia:
la solidaridad para con los más necesitados. A ellos les dedicó horas
y horas de su vida...
No era raro verla en las mañanas deambulando por los
distintos pasillos de la Administración Pública, para pedir por "tal"
o "cual" amigo o correligionario. El respeto y la consideración a la
memoria de Cantoni, y a su propia lucha (San Juan SABÍA TODO),
le abrían todas las puertas, sobre todo en "los otros" gobiernos y
en "algunos" bloquistas.
Hoy "pechaba" un puesto para "Fulano", o una casa del IPV
para tal o cual asociación sin fines de lucro, o para el pobre
"Mengano", como también que figurara "Zutano" en tal o cual
terna... No son pocos los hogares sanjuaninos en donde se puede
ratificar su entrega.
Sin lugar a dudas su obra más querida fue CAREM:
Comisión de Amigos para la Reeducación del Educando
Minusválido.
Mamá donó un terreno de su propiedad, sito en España 587
Norte, y allí levantó el edificio que hoy alberga a la Escuela CAREM.
El solar fue construido con subsidios y donaciones que ella misma
gestionaba, y con lo recaudado por la Comisión de Fiestas, que
integrábamos junto con un grupo selecto de amigos: Basañes -
Rodrigo / Bustamante - de Cea / Riquelme - Moya / Juan Olivares
/ Sirera–Palmero / Mabel Schvartz / Sambrizzi–Palmuchi / Collado
- Masferrer / Nollén - Ramos... entre otros.
Con este puñado de personas, impusimos en San Juan las
fiestas temáticas, hoy de gran auge, y todo lo recaudado, que era
muy buen dinero, iba a la obra.
Es justicia reconocer, agradecidos, a dos mecenas de nuestra
obra: Mario y Silvia Pulenta, como asimismo a Don Francis Langlois
y flia.
Una vez finalizada la obra, fue cedida bajo contrato de
comodato al Ministerio de Educación de la Provincia. Allí funciona
la Escuela CAREM, institución de atención gratuita, de jornada
completa, que se preocupa por educar e integrar a niños y jóvenes
con capacidades diferentes y necesidades educativas específicas.
Cuenta con servicio nutricional, copa de leche y comedor. Presta
estos invalorables servicios en nuestra comunidad, desde hace casi
tres décadas.
Otro desafío de su vida, fue mantener los lazos de amor con
su terruño: Jáchal. Allí partía entre "Zondas y polvaredas": a
apadrinar alguna obra, a concretar un reconocimiento merecido...
O a entregar las hermosas prendas que ella misma tejía para los
niños pobres de Pampa del Chañar.
Participaba activamente en el Centro de Residentes
Jachalleros, le encantaba reunirse con sus coterráneos, para
imaginar y concretar acciones en pro de la tierra que los vio nacer.
Fue la gestora y ejecutora de la existencia de la biblioteca popular
"Miguel Tejada", que funciona en el Barrio Aramburu. Hoy, la
misma cuenta con un importante capital bibliográfico, además de
ofrecer acceso a la informática, prestando un valioso servicio a
este poblado barrio sanjuanino.
Le hubiese encantado trabajar en política... pero tuvo que
resignarlo. La prioridad era su familia. No hubo en ella tiempo
para sus afanes: sólo escribir sus memorias, e innumerables
columnas que aparecieron en los medios locales.
Gracias a Dios, esta sencilla mujer (yo diría, sin exagerar, esta
roca) acrecentó su natural fortaleza en los años compartidos con
Cantoni. Siempre decía: "yo he sido la compañera del ostracismo, después
de las glorias y el merecido esplendor de Don Fico".
Recordemos sus propias palabras en la introducción de "Mi
vida con Federico:
"... Acude a mi mente tu prédica: que leyera a Marden, a
Smith, a Sarmiento, a Churchill y a tantos otros... lecturas que
hacías robándole tiempo a las pocas horas que le dedicabas al
descanso...".
"... En mi MEA CULPA permanente, pienso en la vida, tan
feliz y tan grata a tu lado. Pienso que, teniendo al Maestro,
nunca me arrepentiría... ¡qué equivocación! Aflora en mi mente
todo lo que me anunciaste, no sólo respecto del Partido por el
que tanto luchaste, y tanto quisiste, sino respecto de los
entornos...".
"...Gracias infinitas por tu cariño, tus enseñanzas y tu prédica
que nunca se extinguirán...".
Han transcurrido diez años, y todavía no elaboro el duelo
de la partida de mamá. Torpe de mí... como siempre estaba, nunca
faltaba, siempre le reclamé y no le entregué lo suficiente. No la
acompañé con todo el cariño que ella y su lucha merecían.
Como sucede siempre, entendí tarde la grandeza de esa mujer,
y su titánico esfuerzo por sobrevivir con dignidad a la desaparición
de Federico Cantoni.
Un testigo válido de su accionar, es el pueblo de San Juan, y
hasta el Gobernador actual: Ing. José Luis Gioja, que desde siempre
supo de su lucha.
Falleció el 30 de julio de 1996... a sólo una semana de
recordarse el cuarenta aniversario de la muerte de papá, y a una
semana de dar a luz a sus vivencias... ¡Cómo la extraño!

          

Volver al Inicio

Hacedores

Debe haber algo en la geografía de San Juan que permite el
milagro de forjar hacedores, hombres y mujeres capaces de pensar
con mente abierta, sin ceñirse a dogmas cerrados, aunque sí a
objetivos innegociables: que el pueblo de San Juan crezca, se
desarrolle y aporte entonces, al engrandecimiento de la Argentina
toda. Así lo soñó Sarmiento y lo hizo. Así también lo imaginó
Federico Cantoni y lo concretó.. Araceli Bellota

1er Voto Femenino

Domingo Faustino Sarmiento,
valorizó a la mujer como participe del desarrollo de un país. Así
también lo entendio Cantoni completando la obra, en
1927, abriéndoles la puerta del sufragio provincial. Fue también
en esta provincia donde resultó electa la primera diputada de
América Latina, Emar Acosta.. Araceli Bellota

Historico

"Cantoni y el Bloquismo" bien pueden ser considerados como un eslabón clave en el proceso histórico de lo que suele denominarse en la Argentina “pensamiento nacional y popular”. Una suerte de pasaje natural entre el radicalismo y el peronismo naciente, incluso anticipandose al 17 de octubre de 1945 en más de dos décadas, cuando en 1923 presentó su candidatura desde la cárcel, y el pueblo sanjuanino lo rescató, llevándolo desde la celda hasta el mismo sillón de Sarmiento
Araceli Bellota
.