Ursulina Cantoni - 09 Otra Intervención, otro Cantoni Gobernador y otra Intervención.
El 8 de agosto de 1925 llega a San Juan el Interventor, General Eduardo Broquen. A sus ordenes de disolver los poderes Ejecutivo y Legislativo se sumarán las presiones de los acaudalados, derivando en una serie de medidas administrativas de peso.

Recién llegado, inició investigaciones en el Banco Provincial,
que estaba sin fondos y con pocas posibilidades de recuperarlos -
Cantoni había derogado los impuestos que más recaudación
generaban para la institución-; también recibió la presión de los
bodegueros, por lo que eliminó el impuesto al vino -que
representaba una fiscalización molesta para ellos- dejando
desamparados a los viñateros.
En mayo del 26 se eligieron tres Diputados Nacionales por
San Juan. Los bloquistas ganaron por un amplio margen. Había
dos razones: la popular -el Bloquismo no había perdido votantes a
pesar de la Intervención-; y la política -la oposición no pudo lograr
un frente para derrotarlo-.
Amedrentados, pidieron al Interventor que prolongara su
mandato. Pero él pertenecía a una corriente legalista, y estaba
políticamente inclinado hacia Cantoni.
Así, en julio, convocó a elecciones provinciales para el 31 de
octubre de 1926.
Dado que la Constitución vigente en la provincia, no
contemplaba la posibilidad de reelección; Don Fico determinó
que la formula estaría conformada por su segundo: su hermano
Aldo, acompañado por Sigifredo Bazán Smith.
La victoria fue contundente.
Fue entonces que se llegó nuevamente al límite de la violencia,
la noche del 30 de noviembre de 1926, el auto donde viajaba el
Gobernador electo Aldo Cantoni, fue baleado por un grupo que
estaba en un auto propiedad de un conocido matón de los
conservadores. Aldo se salvó de casualidad: los disparos iban
dirigidos al asiento conductor, que debía ocupar él, pero que
después de cenar tomó un compañero. El casual chofer murió en
el acto, y los atacantes, al ver que los atacados respondían el fuego,
escaparon. Los bloquistas actuaron con rapidez, y al otro día ya
habían capturado a varios de los perpetradores (el dueño del auto
murió cuando los encontraron).
Los culpables fueron condenados a prisión perpetua, pero
años después fueron indultados. Nunca pudo establecerse un
vínculo directo con ningún partido opositor.
Una semana después del atentado, Aldo Cantoni asumía el
cargo de Gobernador de la Provincia. Su gestión fue una clara
continuación de la de su hermano Federico -que era el Jefe del
Partido-. Esta vez se sumaba la experiencia adquirida, junto con la
mayoría en ambas Cámaras. Estos factores le permitieron sancionar,
en un año, todas las leyes fundamentales que fundaron el programa
de gobierno y el legado del Bloquismo para San Juan. También,
por métodos menos dichosos, se sumaba la notoriedad nacional:
Federico fue elegido Senador Nacional; pero su diploma fue
rechazado, con lo cual pudo despacharse con todas sus armas
verbales contra la Legislatura Nacional, logrando la atención de
los diarios de Buenos Aires. Además, y sin ser su objetivo, logró
calmar la curiosidad de todos los que se agolpaban en el Senado
cuando se supo de sus discursos: la fama oratoria de Cantoni había
trascendido la provincia.
La presencia total de bloquistas en Diputados y Senadores
hizo posible la acción más significativa de este gobierno: la Reforma
Constitucional de 1927.
El proyecto de Reforma llegó al Poder Legislativo pocos días
después de asumido el gobierno, y fue sancionado por unanimidad.
Representaba el logro más importante del Partido Bloquista, uno
de los puntos más significativos del programa que venían
consolidando desde 1918. Las elecciones de Convencionales se
realizaron en enero del 27, y el resultado fue más que propicio
para el Bloquismo: 12 convencionales para ellos, 2 para el Partido
Socialista y uno para el Demócrata Progresista.
Así, Don Fico sería el paladín de la Constituyente.
Los Bloquistas veían la Convención como una formalidad,
un trámite burocrático; su interés estaba en poder "actualizar" un
órgano legal para ponerlo a tono con los tiempos que corrían. El
debate ya estaba realizado en la tribuna pública: la reunión era
para poner en papel una realidad cotidiana. En ningún momento
intentaron cambios radicales en relación con los postulados
originales, pero sí le imprimieron el carácter social de que adolecían
las constituciones de la época. Fue una de las primeras
Constituciones sociales de Argentina. No obstante, Federico
Cantoni reconocía la visión y la capacidad de anticipación de los
primeros constituyentes: sus reformas significaban una adaptación
lógica a un siglo nuevo.
Las reformas más significativas fueron: la separación
de Iglesia y Estado; la ampliación de la base electoral mediante
el sufragio femenino, la universalización del voto municipal; y
la legislación social y previsional.
Separación de Iglesia y Estado. Cantoni sostenía que la
educación era un derecho que iba más allá del culto. Esto no
quiere decir que se prohibieran los colegios confesionales, sino
que el Estado garantizaba la libertad religiosa y la educación
para todos. Se modificó el preámbulo; remarcando el valor
popular de la Reforma.
Ampliación base electoral. San Juan estuvo a la vanguardia
política, argentina y sudamericana, al incluir a la mujer dentro
del electorado. Tampoco pasó mucho tiempo para que el Ejecutivo
convocara a mujeres para ocupar cargos.
Textos Reformados: Son electores con derecho a participar
en todos los actos electorales los ciudadanos argentinos nativos
o por naturalización, de ambos sexos, mayores de 18 años y
domiciliados en la Provincia. (Art. 34).
Los miembros de las Municipalidades serán elegidos
directamente por el voto de los electores de ambos sexos,
nacionales o extranjeros, mayores de 18 años, que residan en
el distrito y que no hayan incurrido en causa legal de
interdicción. (Art. 140, Inc. 4º).
Legislación Social y Previsional: Queda reconocido a
todos los habitantes de la provincia, el derecho a un mínimo de
seguridad económica. A este efecto se establecerá la ley de
jornada de trabajo con relación a las exigencias de la vida
higiénica y el estado de desarrollo industrial y agricola-ganadero;
el salario mínimo con relación al costo de vida; un régimen de
seguros contra la enfermedad, la vejez y la invalidez y de amparo
a la maternidad, la viudez y niñez desvalida, en el cual podrán
fijarse contribuciones obligatorias; el fomento de la construcción
de viviendas higiénicas con el aporte del Estado, sea en forma de
desembolsos directos, de otorgamientos de créditos en condiciones
liberales o de liberación de gravámenes; la reglametación de los
sindicatos; y el encauzamiento normal de las relaciones entre el
capital y el trabajo, mediante normas legales que atribuyan a las
autoridades las facultades necesarias para hacer efectivas las
garantías que consagra este artículo. (Art. 31).
El hogar de familia es inembargable. Todo actual propietario
de un terreno rural o urbano que esté o llegue a estar libre de
gravamen y no adeudare impuesto ni contribuciones tendrá
derecho a declarar, ante la autoridad, su elección de un lote
que se reputará del Hogar. La declaración tendrá por efecto
hacer al Hogar, además de inembargable, inenajenable e
incesible, pudiendo únicamente ser cedido a otra familia, con
la conformidad del Poder Ejecutivo. Mientras queden en las
familias menores o mujeres solteras, tendrán derecho al lote de
Hogar. Cuando todos lleguen a la mayor edad, el lote de Hogar
podrá dividirse con arreglo al derecho común. Los lotes que
ceda el Estado en virtud de leyes, serán reconocidos Lotes de
Hogar. Los propietarios de lotes mayores, obtenidos por concesión
del Estado, tendrán la obligación se señalar un Lote de Hogar
dentro de la concesión. El Lote de Hogar sólo reconocerá los
impuestos de retribuciones de servicios. (Art. 32).
Otra innovación fue suprimir la Cámara de Senadores y
constituir la Sala de Representantes, órgano único del Poder
Legislativo con 30 miembros.
Se declararon derogables los impuestos en época de intervención.
Todas estas medidas significaron un importante crecimiento,
sumado al optimismo generado por una buena temporada
vitivinícola -esto marcó una diferencia con el gobierno de Federico,
ya que esta vez la relación con los bodegueros pudo ser más calma.
Fue trascendente la obra pública: se extendieron y crearon
nuevos caminos. Se construyeron el Dique Nivelador de Jáchal, el
Stadium del Parque de Mayo, se creó la Constructora Sanjuanina.
Se continuaron las obras comenzadas en el gobierno de Federico:
el Hospital Rawson, La Azucarera de Cuyo, La Escuela Normal
del Hogar Agrícola, etc. Se estimularon la instalación de teléfonos,
de antenas radiales y de usinas hidroeléctricas.
Desde la legislación, se declaró feriado el 1º de mayo, se
instituyó la licencia por maternidad, se creó la Caja Obrera de
Pensión a la Vejez e Invalidez, la Casa Hogar para madres solteras
y mujeres menores. También se institucionalizó el deporte. Se
confiscaron terrenos y se cedieron terrenos fiscales para
colonización -y a quien pedía un lote, se le entregaban útiles y
materiales para empezar un cultivo y una casa-. Como se puede
apreciar un antecedente importante de la política peronista que
vendría muchos años después.
Los Cantoni, en dos períodos truncados, trajeron a San
Juan todo el progreso material como ningún conservador pudo
lograrlo, en todos sus años de gobierno. Sin embargo con la
victoria de Yrigoyen, se firmó la nueva Intervención, que estaba
más destinada a los Cantoni que a la provincia de San Juan. Otra
vez se cercenaba la obra Bloquista. Tanto Aldo como Federico lo
sabían: no habían podido detener el rechazo de los diplomas
senatoriales, menos ahora con Yrigoyen al poder, podrían frenar
la Intervención. Por suerte, irónicamente por costumbre, los Cantoni
lograron en dos años de gobierno montar una obra significativa, y
sancionar una serie de leyes que aseguraban la continuidad de su
proyecto mas allá de su mandato.
En diciembre de 1928 llegó el Interventor Modestino Pizarro
y con él su violento mandato.
Cuatro años, una crisis mundial en 1929 y una Revolución
Nacional en el 30 deberían pasar para que Federico Cantoni
pudiera volver a ser gobernador. En el medio: indulto a los
atacantes de Aldo Cantoni en noviembre del 26, arresto para el
Gobernador saliente -seguido por un atentado en el que resultó
herido-, y un intento de arresto a Federico -tuvo que ser liberado
por ser Senador Nacional electo-.
Para 1929, Federico todavía peleaba por su diploma en la
Cámara de Senadores de la Nación, aún cuando sabía que no sería
aceptado. Meses más tarde, fue candidato a Diputado Nacional,
pero el mismo Interventor llevó adelante una sistemática operación
de fraude que llevó a la victoria a la U.C.R.
Los dos años siguientes fueron confusos y complejos: hubo
revolución militar, cambios de Presidente, sucesivas situaciones
de fraude, arrestos, cambios de Interventores... Para cuando se
estabilizó la situación, los Bloquistas habían conformado la
"concordancia" con el respaldo del Presidente Justo. Esta
estructura sería la que llevaría a Federico Cantoni nuevamente al
Poder en 1932. Lo acompañaría en la fórmula: Vicente Cattani.


  

Volver al Inicio

Hacedores

Debe haber algo en la geografía de San Juan que permite el
milagro de forjar hacedores, hombres y mujeres capaces de pensar
con mente abierta, sin ceñirse a dogmas cerrados, aunque sí a
objetivos innegociables: que el pueblo de San Juan crezca, se
desarrolle y aporte entonces, al engrandecimiento de la Argentina
toda. Así lo soñó Sarmiento y lo hizo. Así también lo imaginó
Federico Cantoni y lo concretó.. Araceli Bellota

1er Voto Femenino

Domingo Faustino Sarmiento,
valorizó a la mujer como participe del desarrollo de un país. Así
también lo entendio Cantoni completando la obra, en
1927, abriéndoles la puerta del sufragio provincial. Fue también
en esta provincia donde resultó electa la primera diputada de
América Latina, Emar Acosta.. Araceli Bellota

Historico

"Cantoni y el Bloquismo" bien pueden ser considerados como un eslabón clave en el proceso histórico de lo que suele denominarse en la Argentina “pensamiento nacional y popular”. Una suerte de pasaje natural entre el radicalismo y el peronismo naciente, incluso anticipandose al 17 de octubre de 1945 en más de dos décadas, cuando en 1923 presentó su candidatura desde la cárcel, y el pueblo sanjuanino lo rescató, llevándolo desde la celda hasta el mismo sillón de Sarmiento
Araceli Bellota
.