- 28 Verano del 44.
Transcurría apaciblemente la vida veraniega en la estancia de Guañizuil. Federico y Graciela, compartían su trajín diario de múltiples facetas con sus empleados, y siempre rodeados de amigos, familiares, políticos, que fluían permanentemente por la casona solariega.

Mas el torbellino Cantoni, siempre en movimiento, siempre
médico, agricultor y político -hoy estaba aquí, mañana en San Juan
o en Buenos Aires-.
Cuenta mi Madre:
"Ese día, Federico estaba en San Juan. Nosotras, en la estancia
disfrutando del plácido atardecer. Estábamos sentados en el patio
escuchando a don Adolfo Carrizo, cantor y guitarrero. El pobre tenía la
mala fama de que cuando se dignaba mostrar sus dotes al respecto -era
reacio a hacerlo-... algo sucedía-.
¡Y empezaron cimbronazos fuertes!... ¡la tierra se movía!
Pero nosotros mismos nos alentábamos:
-No son tan fuertes...
-Siempre ocurren...
Pensamos que todo esto sucedía en Chile, y más tranquilas nos
fuimos a dormir. Por si acaso, pretendimos escuchar la radio para tener
alguna noticia, pero la batería... ¡estaba agotada!.
Al amanecer llegó el dueño de las Termas Centenario a darnos la
noticia y el urgente mensaje de Cantoni: "¡¡¡TERREMOTO EN SAN
JUAN... LA CIUDAD DEVASTADA... VIAJEN URGENTE CON
TODOS LOS REMEDIOS... VENGAN A AYUDAR!!!"
A Cantoni lo sorprendió el terremoto volviendo de Pocito, rumbo a
la ciudad, y contó que “al pasar la calle 12, el coche se me corría de
un lado a otro"... recién confirmó su sospecha al llegar a la Estación de
Servicio.
Inmediatamente se presentó al Hospital Rawson. Los insumos y
remedios se agotaron, pero la presencia de Federico fue un bálsamo en el
caos. Sus directivas precisas, su fuerza, su coraje, y don de mando, le
permitieron ordenar la tarea: dirigir las prestaciones de primeros auxilios,
derivando los enfermos graves a Mendoza.
Siempre ejecutor, siempre coraje.
Yo estaba embarazada, pero sin dudarlo organicé el regreso y
partimos de inmediato.
Pero al llegar, me encontré con el desastre de la ciudad y con nuestro
propio desastre habitacional: la casa de la General Paz estaba totalmente
destruida... Entonces... nos refugiamos en Pocito.


  

Volver al Inicio

Hacedores

Debe haber algo en la geografía de San Juan que permite el
milagro de forjar hacedores, hombres y mujeres capaces de pensar
con mente abierta, sin ceñirse a dogmas cerrados, aunque sí a
objetivos innegociables: que el pueblo de San Juan crezca, se
desarrolle y aporte entonces, al engrandecimiento de la Argentina
toda. Así lo soñó Sarmiento y lo hizo. Así también lo imaginó
Federico Cantoni y lo concretó.. Araceli Bellota

1er Voto Femenino

Domingo Faustino Sarmiento,
valorizó a la mujer como participe del desarrollo de un país. Así
también lo entendio Cantoni completando la obra, en
1927, abriéndoles la puerta del sufragio provincial. Fue también
en esta provincia donde resultó electa la primera diputada de
América Latina, Emar Acosta.. Araceli Bellota

Historico

"Cantoni y el Bloquismo" bien pueden ser considerados como un eslabón clave en el proceso histórico de lo que suele denominarse en la Argentina “pensamiento nacional y popular”. Una suerte de pasaje natural entre el radicalismo y el peronismo naciente, incluso anticipandose al 17 de octubre de 1945 en más de dos décadas, cuando en 1923 presentó su candidatura desde la cárcel, y el pueblo sanjuanino lo rescató, llevándolo desde la celda hasta el mismo sillón de Sarmiento
Araceli Bellota
.